Ley de Portabilidad Financiera entra en vigencia

Cambiarse de banco será un trámite menos engorroso.

Desde este 8 de septiembre, comienza a regir la nueva Ley de Portabilidad Financiera, con lo que las personas y las micro y pequeñas empresas podrán cambiarse de proveedor de productos financieros que oferten mejores condiciones para sus productos y servicios, como cuentas corrientes, tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, entre otras cosas. Algo parecido a la portabilidad numérica utilizado en telefonía móvil.

Con la portabilidad será más fácil el refinanciamiento de créditos y disminuirán los tramites asociados. Para las empresas, la disminución de la carga financiera mensual les permitirá disponer de mayor capital de trabajo para expandir la producción, impulsar el crecimiento económico y la creación de impuestos.

Para que se aplique la portabilidad, basta que el consumidor lo solicite y se activará el proceso, donde serán principalmente las instituciones financieras quienes compartirán información y documentos entre ellas.

La entrada en vigencia de la Ley de Portabilidad Financiera suma nuevos derechos de los consumidores en este mercado, y les permitirá optar a mejores condiciones crediticias.