Me quiero salir: VTR concentra la mayor cantidad de solicitudes para terminar contratos

De las solicitudes, un 78% han sido aprobadas; las restantes no proceden, ya sea por falta de información o inconsistencias; desistimiento de los consumidores y casos rechazados.

Sernac el año 2018 ya había detectado malas prácticas de parte de las empresas, que dificultan los términos de contrato, ya sea, derivaciones, mucho tiempo de espera, omisión de información, entre otros.

En cifras, del total de solicitudes hasta la fecha VTR es la que concentra la mayor cantidad, con un 43,9%, seguida de Movistar con 20,3% y Entel con un 13,8%. 

Esto ha facilitado enormemente los cambios y renuncias por parte de los usuarios, quienes antes debían aguantar largas esperas, llamadas cortadas, papeleo, tramitaciones sin sentido, entre otras cosas. 


Chao bolsas plásticas: se suma prohibición en almacenes de barrio y ferias libres

Este lunes 3 de agosto entró en vigencia la normativa que prohíbe el uso de bolsas plásticas en pequeñas y medianas empresas. Por lo tanto los almacenes de barrio, verdulerías, entre otros, tendrán prohibido entregar bolsas plásticas a los clientes. Hasta ahora, solo tenían permitido entregar dos por persona.

Quien no cumpla, se arriesga a una multa de hasta 5 UTM por cada bolsa entregada, que son aproximadamente 1.256.800 pesos.

Este sería el último paso de la ley más conocida como «Chao bolsas plásticas», promulgada en el año 2018, lo que convertiría a Chile en el primer país latinoamericano en prohibir gradualmente el uso de bolsas plásticas.

Excepciones

Se excluyen de la prohibición aquellas bolsas que cumplan la función de «envase primario», donde vayan envasados alimentos de contacto directo, ya sea, verduras, pan, pescado, arroz, etc. o productos envasados de fábrica.

¿Por qué se toman estas medidas?

Nicolas Labraña, Técnico en Medioambiente señala: «Las bolsas plásticas, son útiles, pero altamente contaminantes. Esto, debido a su composición química, la cual hace que su degradación sea muy lenta, tomando varios siglos en algunos casos, lo que hace que se vayan acumulando en diversos sectores, afectando esto mayormente a especies marinas».

Por otro lado, también menciona que para el caso de aquellos envoltorios de arroz o botellas desechables, se está ejecutando la Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor) que busca hacer que los productores se responsabilicen de los plásticos que ellos mismos generan, para que sean reciclados a modo de lograr una economía circular, y así evitar que estos productos afecten de manera negativa al medio ambiente.

No olvides que, una bolsa plástica demora 1 minuto en fabricarse; 15 minutos en usarse; y 400 años en degradarse.


Los consumidores y consumidoras de empresas públicas chilenas

Gran revuelo mediático ha causado el anuncio y propuesta de medidas políticas, económicas y sociales para superar la pandemia, de la bancada del partido político Unión Demócrata Independiente UDI, que, entre otras cosas, tiene la idea de “modernizar el Estado”, con medidas como “reducción de personal de estado”; “reducción de número de ministerios”; y entre las que nos interesan, “privatizar” la minera estatal CODELCO; y “vender” el canal estatal TVN; con el objeto, como pude escuchar esta mañana del 28 de julio en un matinal, de uno de los diputados que impulsa esta iniciativa, Guillermo Ramírez, “de obtener una gran cantidad de dinero que se pueda repartir entre los chilenos y chilenas que lo necesiten”.

Sin lugar a dudas, la coyuntura en la cual se encuentra nuestro país, y el mundo, nos obligan a pensar y analizar nuevas formas de generar recursos, de ayudar a quienes lo necesitan y de avanzar hacia una real modernización del Estado.

La existencia de un estado empresario, entendido como la participación de este en la economía, cada día se vuelve un tema más presente dentro de los diferentes núcleos de discusión ciudadana, sobre todo a la luz de lo que ha ocurrido los últimos 15 años, donde se ha visto de manera evidente el daño que ha causado la desregulación de determinados mercados, donde el estado no tiene participación empresarial, pero tampoco regula, o regula insuficientemente dicho nicho.

El “estallido social” puso sobre la mesa un tema que debería ser la dirección hacia la cual va la modernización del estado: mayor participación en aquellas áreas sensibles a la población; fortalecimiento de “lo público” para una revalorización del bien común; y un rol mucho más activo y presente del estado dentro de la economía.

Además, la misma pandemia nos dio otra dura lección: la insuficiencia y poca capacidad del aparataje del estado para responder y llegar a aquellos sectores de la población más vulnerados; y para asumir aquellos roles en la economía más necesarios.

De este modo, desde el sentido común y lo que ha acontecido en los últimos meses, es que no parece ser este documento la dirección correcta hacia donde se debe avanzar como país.

Por un lado, como consumidores y consumidoras de las empresas públicas (dado que también, según la Ley del Consumidor, entran en la categoría de proveedor) tenemos derecho a que la competencia que se desarrolla en el mercado de bienes y servicios no sólo sea entre entes privados, muchos de ellos de capitales extranjeros, y que apuestan a maximizar ganancias a toda costa (lo hemos visto en muchos casos de colusión); sino que también merecemos que nuestros oferentes sean empresas del estado, que generen bienestar no sólo a través del producto o servicio que adquiero, sino además por su cadena productiva, sus impuestos, y por la empleabilidad que genera a nuestra comunidad nacional.

También, como consumidores y consumidoras de Chile, merecemos productos de identidad nacional, que tengan arraigo en la identidad misma de nuestro país, y que no sólo se preserve por la importancia de tener patrimonio público en el mercado, sino además porque son reflejo de una sociedad que también defiende su industria y empresa nacional, generando mayor autonomía de nuestra economía.

El caso de TVN merece un pequeño comentario, dado que no puede ser ni permitirse que como usuarios de la televisión perdamos un espacio público como lo es un canal de televisión estatal, cuyo rol principal no es generar rentabilidad a las arcas fiscales a través de los auspiciadores u otros servicios que pueda vender, sino la de entregar información, educación y entretención pluralista, respetuosa, que propenda hacia el bien común y que aporte al desarrollo democrático de un país. Mientras no se entienda cuál es el verdadero rol que cumple este canal, y qué es lo que se debe dar como opción (y no homologar) a los usuarios y usuarias de la televisión pública, seguiremos pensando en ésta como una empresa más que, si no genera rentabilidad, se debe vender.

Así las cosas, de manera muy resumida y simple, lo que quiero transmitir es un llamado a los consumidores y consumidoras a que reflexionen sobre la importancia que tiene la existencia de empresas públicas dentro de la economía nacional, no opuesta ni excluyente de la empresa privada, sino como un complemento que permita al mercado tener mayor regulación de su actividad, mayor enfoque social en lo que ofrece, pero por sobre todo, una mejor y mayor oferta entre la cual elegir y que satisfaga las necesidades de la población, que no sólo se centran en la individualidad, sino también en la colectividad como sentido del bien común.

Pablo Rodríguez Arias
Director Ejecutivo
Asociación de Consumidores FOJUCC
#ElConsumidorALaConstitucion


Pañales de bebé y adulto: estudio revela importante diferencia en capacidad de absorción

Considerables diferencias entre los atributos de cada pañal, fueron detectadas en un estudio hecho por Sernac, para conocer el desempeño de los pañales para adultos y niños, y orientar a los consumidores, teniendo en cuenta que es un producto de alta demanda.

El estudio se realizó en 25 marcas de pañales, donde se evaluó capacidad de absorción, tiempo o velocidad de absorción y retorno de la humedad (Rewet, %). Además se analizó el peso total de los pañalespeso del material absorbente y dimensiones del producto.

Entre los atributos mas importantes para que un pañal cumpla con su función están la capacidad de absorción, el tiempo y el retorno de la humedad, en otras palabras, que se retenga el líquido y no haya contacto con la piel.

Entonces, el mejor pañal sería el que presente mayor capacidad de absorción, menor tiempo de absorción de líquido, y menor porcentaje de retorno a la humedad, que corresponde a cuánta orina se devuelve cuando el adulto o niño se sienta, y genera presión sobre el pañal, devolviendo, en algunos casos, el líquido y poniéndolo en contacto con la piel.

Cabe mencionar, que nada de esto viene rotulado en los envases, ni tampoco existe una norma técnica que lo propine, dejando la decisión de compra al consumidor solo en base a la publicidad, comerciales y experiencia.

El estudio reveló importantes diferencias en la capacidad de absorción que van desde los 862 ml hasta los 1.695 ml en pañales de adultos, y entre 227 a 606 ml en los pañales de niños.

En cuanto a las marcas:

Pañales de bebé

  • Las con mayor capacidad de absorción fueron Emubaby Premium (606 mL) y Cottonsec Premium (581,5 mL).
  • Los con menor tiempos de absorción fueron Biobaby Premium (0.87 s) y Emubaby Premium (0.95 s).
  • En cuanto a retorno de humedad los mas efectivos fueron Huggies Natural Care puro, natural (0.67 %) y Huggies active sec (0.74%).

Pañales de adulto

  • Las con mayor capacidad de absorción fueron Emubaby Premium (606 mL) y Cottonsec Premium (581,5 mL).
  • Los con menor tiempos de absorción fueron Biobaby Premium (0.87 s) y Emubaby Premium (0.95 s).
  • En cuanto a retorno de humedad los mas efectivos fueron Huggies Natural Care puro, natural (0.67 %) y Huggies active sec (0.74%).

Se puede ver que dentro de los mejores calificados, están los más económicos, tanto en pañales de niños, como de adultos. Y por eso, la importancia de conocer esta información y el porqué debería estar rotulada en los envases.

¿Por lo tanto mayor precio, mejor desempeño? No necesariamente.

Te recomendamos evaluar nuevamente los pañales que compras y sus diferentes capacidades, pensando, también, en el cuidado del medio ambiente y no dejándote influir solo por la publicidad, sino por datos concretos como los de este estudio.


Retiro del 10% de mis fondos de la AFP: ¿Ahora sí nos acordaremos de la educación previsional?

Gran revuelo ha causado el proyecto de reforma constitucional, impulsado por moción parlamentaria, que permite a las personas que estén afiliadas al sistema privado de pensiones, a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), retirar hasta un 10% de sus ahorros previsionales, de manera especial y por única vez, dada la situación de pandemia, según lo establezca la ley que se apruebe.

Hoy se encuentra en el Senado y gran atención ha causado, tanto en los medios de comunicación, como en la ciudadanía en sí. No es extraño revisar las redes sociales u otros espacios de convergencia y apreciar que efectivamente se está llevando adelante un debate sobre esta situación.

Los discursos que se levantan desde distintos lados de la discusión van encausados en los caminos: “este es un mal sistema de pensiones”; “este es un buen sistema de pensiones”; “este es un sistema de pensiones que se puede mejorar”; “este es un sistema de pensiones que no resiste mayor reforma y debe ser cambiado radicalmente”. Por otro lado, conceptos como “sistema capitalización individual”; “sistema de reparto”; “APV”; “ahorro obligatorio”; “ahorro voluntario”; y otros enunciados más hoy inundan nuestra cotidianidad, pero aun así no es comprendido en su totalidad, habiendo más preguntas que respuestas en este debate que se transformó en una verdadera teleserie.

Así, según la Encuesta de Protección Social del año 2016[1], señala que el 74,4% de los encuestados no conoce el porcentaje descontado de su sueldo imponible; y el 87,3% no sabe cuánto cobra su AFP por administrar sus fondos.

Además, según trasciende de declaraciones en la prensa, desde la Subsecretaría de Previsión Social, reconocen “que existe desinformación de manera transversal, siendo algo más crítico el nivel presentado en grupos con menores niveles de escolaridad y también entre los más jóvenes[1]”. De la misma encuesta se desprende que las personas que hoy cotizan no manejan a cabalidad los derechos que les asisten; o el rol  de las instituciones encargadas de la supervigilancia del sistema; o, lo más importante, entender que el jubilar o pensionarse, es uno de los pasos finales y es el resultado de un proceso que se vincula de manera directa con la trayectoria laboral y de muchas decisiones que la persona ha ido tomando en este camino, y que por lo mismo es necesario que más que un espectador, sea un verdadero protagonista de sus futuras pensiones.

Lo anterior es síntoma de algo que nadie ha hecho eco en esta discusión, pero que nos parece relevante poner en la mesa: la escasa o nula educación previsional que tienen los cotizantes y los futuros cotizantes, y el abandono del Estado en esta materia, que sólo pone a disposición un fondo limitado e insuficiente para esta función; o deja a las empresas que administran estos fondos dicha labor, la cual se desarrolla de manera incompleta y sólo a sus afiliados.

Acá la educación previsional no se basa en validar un sistema de pensiones u otro, sino se trata de hacer comprender a las personas lo importante que es, un sistema democrático garante de derechos, la existencia de un sistema previsional que, entre otras cosas, garantice una vejez digna y una jubilación justa para tener una buena calidad de vida.

Por lo mismo, hay que demandar al Estado que no sólo siga haciendo reformas o cambios profundos al sistema de pensiones, de espalda a las personas, sino además que nos involucre como ciudadanos y ciudadanas a esta discusión, entregándonos herramientas para lograr entregar mayores argumentos a lo que queremos construir como país, pero también comprometiéndose que la educación previsional será un pilar fundamental en la formación escolar de los niños, niñas y adolescentes, para que así, al momento de comenzar su relacionamiento con su sistema de seguridad social, tenga claridad y comprensión de los elementos que la componen, de lo importante que es su cotización para su bienestar, y para el bienestar de todas las personas que componen las futuras jubilaciones del país.

Pablo Rodríguez Arias
Director Ejecutivo
Asociación de Consumidores FOJUCC
#ElConsumidorALaConstitucion


[1] Fuente: Diario el Día – http://www.diarioeldia.cl/economia/pensiones/educacion-previsional-en-chile-regiones-es-baja-personas-tienden-confundir


[1] Acceso a encuesta (20/07/2020): https://www.previsionsocial.gob.cl/sps/download/estudios-previsionales/encuesta-de-proteccion-social/documentos-eps/documentos-eps-2016/presentacion-resultados-vi-ronda-eps2015.pdf


Obsolescencia programada: cuando la fábrica o empresa decide la vida útil del producto

Esto se conoce como “Obsolescencia programada” y consiste en que el fabricante determina y planifica de forma anticipada la vida útil que tendrá un producto. 

Esta práctica no suele ser informada al consumidor al momento de adquirir el producto, y  se traduce en la fabricación de una inmensa cantidad de basura a nivel mundial; todo esto con el objeto de acelerar el consumo y así obtener mayores ganancias económicas. 

Muchos países han tomado medidas legales para impedir este tipo de prácticas, entre ellos Bélgica, Francia y Ecuador. En esta línea, el año 2018 se ingresó en la cámara de diputados de nuestro país un proyecto que busca modificar la Ley de Protección al Consumidor para prohibir la venta de teléfonos y dispositivos móviles con obsolescencia programada (boletín 12226-03).

Pese a que este sería sólo un primer paso, y que todo indica que aún falta un largo camino para que este proyecto se transforme en ley, es importante que como consumidores cambiemos nuestro comportamiento y hagamos del consumo un acto responsable y consciente. Este tipo de acciones también pueden mejorar el mundo.